Razas en Aris

La variedad de las razas en los grandes pueblos es muy poca. Dada a la condición que sufrió el mundo, la mayoría de las razas se dispersaron y conglomeraron en ciertos puntos importantes. Las pocos que quedaron en el mundo son tratados como esclavos (si es que ya no son parte de esta clase).

En las ciudades grandes se cuenta con bastantes esclavos gnomos y halflings, y alguno que otra de las razas orgullosas. Aquellos que apoyaron a los humanos en la guerra tienen en general categoría en la clase alta, y son pocos los que cuentan con altos niveles políticos sin embargo siguen siendo visto desde abajo por el resto de los humanos.

La mayoría de los elfos se dispersaron a adentrarse en los bosques de la ciudad donde gozan de una pequeña protección en contra de ataques gigantes, sin embargo aún se les exige tributo bajo la amenaza de acabar con su raza si no se llegan a cumplir con los pagos adecuados.

Los enanos se encuentran también en las montañas. Dado al orgullo de su raza, su ferocidad y su terquedad, la raza fue casi aniquilada, fuera de pueblos dentro de las montañas, demasiado escondidos para que grandes ejércitos de humanos entren, además de eso no se sabe mucho de ellos.

Tieflings, Dragonborns y otros humanoides de ese estilo son odiados abiertamente, por ser tan diferentes al pueblo. Es común que cualquiera de ellos al entrar a una gran ciudad sean despreciados, odiados, escupidos y amenazados al entrar. Aunque algunos de ellos son valorados por sus habilidades mágicas o de fuerza y llegan a ser admitidos en la gran armada.

El resto de las creaturas peligrosas pertenece a parte del mundo. Bestias y humanoides salvajes viven alejados y escondidos y solo en pocas ocasiones donde la balanza de poder en esas pequeñas esferas se modifica llegan a hacer presencia de las ciudades de Aris. Pero su principal fuente son los ataques en los pueblos pobres y desprotegidos del lugar causando estragos que solamente se agrandan por el ejército.

Bestias míticas y extraordinarias se tienen rumores que rondan en las partes desoladas del continente, o más salvajes, donde la gente no se atreve a ir bajo extremas circunstancias. Otras criaturas más obscuras también son características de lugares específicos.

Razas en Aris

Memories from Ysendra decapitu